Usted está aquí: Inicio / NuMI-EcoSol / El método de incubación, una herramienta de trabajo del NuMI-EcoSol

El método de incubación, una herramienta de trabajo del NuMI-EcoSol

A lo largo de los años de actuación, el NuMI-EcoSol adoptó como una forma de trabajo un método de incubación que se distinguía de la forma de trabajo de la mayoría de las otras Incubadoras Tecnológicas de Cooperativas Populares (ITCPs) por tres características: 1) no presentaba la obligación de desincubación de los EES; 2) podría causar por su propia iniciativa procesos de incubación, después del análisis de viabilidad y de las condiciones para tal y; 3) presentaba un conjunto de comportamientos a ser trabajados en condiciones de incubación. El Método de incubación proporciona las bases de lo que debería promoverse con los emprendimientos y permite a los miembros del NuMI un entendimiento global de cómo está su trabajo frente a lo que se espera.

En relación a no proporcionar una etapa de desincubación, el equipo de NuMI-EcoSol ha considerado que es conveniente siempre expandir la autonomía del emprendimiento con respecto a la autogestión, a los principios de la Economía Solidaria y a la capacidad del proyecto para superar sus dificultades. Así, no sería necesario establecer previamente una condición de rotura de alianza, excepto situaciones que lo justifiquen. En vez de "romper" la relación con el proyecto, se espera que este sea un socio del NuMI, actuando en conjunto para el fortalecimiento de las acciones y del movimiento de Economía Solidaria en sus distintos niveles.

En cuanto a la forma de trabajar del método de incubación del NuMI, este se presenta en comportamientos que deben ser promovidos por los miembros de la incubadora junto a las personas de los emprendimientos. La primera versión del Método de Incubación fue sistematizada y presentada al equipo en el 1º Seminario Interno INCOOP en 2001, conteniendo los siguientes comportamientos para que ocurra la incubación: (a) identificación y reclutamiento de miembros potenciales; (b) presentación y consolidación de los actores involucrados (primer contacto); (c) formación y consolidación del grupo potencial; (d) capacitación para el cooperativismo; (e) la elección de la actividad económica; (f) formación técnica; (g) capacidad administrativa (formación para la autogestión); (h) (apoyo a) redacción del estatuto; (i) la legalización de la cooperativa (soporte para); (j) asistencia para la ejecución de las actividades de la cooperativa.

Después de un tiempo de acumulación de experiencias y reflexiones sobre los procesos implicados en la incubación, en 2003 se produjo el 2º Seminario Interno, momento en el cual fue evaluado y mejorado el método de incubación.

Después de algunos cambios, la última versión del Método de Incubación hecha en 2012 tiene 22 comportamientos que debe promover el equipo de NuMI. Los comportamientos se describen en cuatro partes: a) en qué situación el comportamiento ocurre o debería ocurrir; b) qué es que el equipo NuMI tiene o debería tener en cuenta; c) qué se espera como resultado de esta acción y; d) como los miembro del NuMI deben actuar para procesar las demandas para el comportamiento en cuestión. Este último, aunque su título pueda sugerir una condición pre establecida de acción por parte del miembro del NuMI, es, en realidad, un conjunto de posibilidades de actuación, sin definir específicamente cómo el sujeto debe realizar la tarea. Tampoco figura en el Método de Incubación los instrumentos para evaluar los resultados –éstos dependen con frecuencia de observación– tales como aumento en la autonomía, aumento en la autogestión o población aclarada sobre un concepto o condición. Esto ocurre por el entendimiento de que cada persona debe encontrar la mejor manera de evaluar su intervención acerca del emprendimiento.

Los comportamientos descritos en la última versión de 2012 son los siguientes: 1) Procesar demandas para la incubación de emprendimientos solidarios; 2) Identificar población potencial para la formación del emprendimiento solidario; 3) Caracterizar lo que está involucrado en el proceso de incubación; 4) Presentar la Economía Solidaria como posibilidad de organización para generación de empleo y de renta y presentar el NuMI y su oferta de trabajo; 5) Apoyar la organización inicial del grupo para tomar decisiones con respecto a la formación de emprendimientos solidarios y sus características generales; 6) Elaborar propuesta de trabajo en conjunto con los participantes del grupo que se incubarán; 7) Asesorar al grupo para la elección de la actividad económica; 8) Promover formación continua y permanente de todos los miembros del grupo de Economía Solidaria de todas las maneras posibles; 9) Promover la formación continua y permanente de todos los miembros del grupo para la autogestión; 10) Promover las condiciones para la formación técnica continua y permanente de todos los miembros del emprendimiento para la producción o servicio ofrecido por el emprendimiento; 11) Promover elaboración participativa de normas para la operación de la empresa; 12) Asesorar al grupo para la legalización del emprendimiento; 13) Asesorar al grupo para la implementación del emprendimiento; 14) Asesorar al grupo para la implementación del sistema de vigilancia por medio de indicadores; 15) Asesorar al grupo esporádicamente para la implementación del proyecto; 16) Asesorar al grupo para la participación en redes de cooperación e iniciativas del movimiento de Economía Solidaria; 17) Asesorar al grupo incubado para trabajar con los procesos de producción y el uso de conocimiento y tecnología; 18) Asesorar al grupo para la construcción y mantenimiento de alianzas; 19) Promover condiciones favorables para que agentes y organismos sociales establezcan alianzas con estos proyectos e iniciativas; 20) Asesorar a empresas para la adopción de prácticas de consumo ético, solidario y responsable; 21) Asesorar a emprendimientos para comercializar sus productos y servicios; 22) Asesorar a los emprendimientos con respecto a la planificación e implementación de estrategias de difusión.

La preparación, evaluación y perfeccionamiento del Método de Incubación, siempre en conjunto con el equipo del NuMI, resalta la importancia de los convenios colectivos establecidos para las acciones del núcleo, situación que es parte del propio proceso de intervención y reflexión de las prácticas. Para esa construcción y sistematización también son considerados los aportes conceptuales traídos por el equipo, procedentes de todas las áreas de conocimiento con el cual NuMI tiene contacto a través de su equipo. En este sentido el Método de Incubación es un documento que siempre será evaluado y actualizado. De este modo, la "versión más actual" representará un recorte de la acumulación de conocimiento en relación con el proceso de incubar en aquel momento y gradualmente se desactualizará, conforme las nuevas sistematizaciones y experiencias vividas por el colectivo en este proceso, haciendo con que el Método de Incubación sea siempre un documento en proceso de mejora continua.

Para descargar el documento del Método de Incubación en su totalidad haga clic aquí, aunque su texto sólo esté disponible en portugués.